La cal en el agua es un algo habitual en muchos hogares de nuestro país. Esto supone un problema más serio de lo que en principio pueda parecer, por varias razones:

Aunque a simple vista pueda parecer que la cal del agua no está afectando a ningún aspecto de nuestro hogar, no es así. Y es que sus efectos son “invisibles” pero muy dañinos, tanto a nivel material como económico.

La cal provoca que las tuberías se obstruyan y se oxiden. A la larga, provocará que las tengamos que cambiar o reparar, lo que nos supone un gasto inesperado y con el que no siempre contamos.

Otro de los efectos de la cal son las marcas blancas que deja en lavabos, bañeras, grifos… y que resultan tan difíciles de limpiar y eliminar. También se deposita sobre la ropa, por lo que llegará a deteriorarla. Sobre todo, las prendas más delicadas.

Descalcificadores de bajo consumo en Hidrosalud

El sabor del agua también se ve alterado por culpa de la presencia de la cal: aquellas personas que beben agua del grifo lo notarán, no llegando a beberla con la calidad adecuada en ningún momento. Asimismo, la cal no puede decirse que sea beneficiosa para la salud, todo lo contrario.

Si el agua que usamos para ducharnos tiene elevadas cantidades de cal, puede provocar sequedad en piel y cabellos, especialmente a aquellas personas de piel sensible. Por lo que puede complicar el aseo personal y suponer problemas cutáneos en algunas personas.

Los electrodomésticos son otros de los principales afectados. Lavavajillas, lavadoras, planchas… todo lo que necesite, en mayor o menor medida, aguda, está sujeto de sufrir averías si esta agua contiene cal.

En conclusión, los altos niveles de cal del agua inciden de forma directa en la economía doméstica, ya que aumenta los gastos y puede llegar a generar averías.

Por eso, desde Hidrosalud, como empresa pionera en los tratamientos del agua, y cuyo principal motivo es cuidar de la salud de nuestros clientes, recomendamos nuestros declacificadores. La mejor manera para prevenir la aparición de cal en tu hogar y de esta manera evitarse gastos económicos innecesarios y posibles complicaciones de salud para ti y tu familia.