osmosis

Beber agua en el momento adecuado maximiza su efectividad en el cuerpo humano. El agua tratada por osmosis inversa multiplica sus beneficios porque es agua de mineralización débil. Esto significa que contiene el mínimo de mineralización débil necesario para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y no contiene residuos en el cuerpo que puedan crear problemas en un futuro para nuestra salud.

El terreno en el país en el que vivimos es mayoritariamente calcáreo, lo que significa que nuestras aguas del grifo o envasadas contienen mucha cal y si nos fijamos en la etiqueta aparece con que contiene bicarbonatos.

Los bicarbonatos pueden  fabricar en algunas personas piedras en el riñón, en la vesícula y en los taponamientos de los conductos sanguíneos. Algunas aguas envasadas tienen mineralización débil, pero realmente son muy pocas, ya que alunas tienen las mismas características que algunas aguas de la red.

Tomar agua tratada mediante osmosis inversa es muy saludable, ya que tonifica, limpia y depura. Los equipos de osmosis hacen pasar el agua por una membrana semipermeable donde quedan depositadas todas las sustancias que son perjudiciales para nuestro organismo. Llevan un control de cambio de filtros, para que tengas siempre la seguridad de obtener del grifo agua de excelente calidad, pura y sana tanto para beber como para cocinar. Notaras una gran diferencia en el sabor a la hora de hervir la pasta, las verduras, los arroces. Los cafés y las infusiones mejoraran espectacular mente, por ello algunas empresas tienen instalados nuestros equipos de osmosis.