En Hidrosalud nos gusta mantenernos al tanto en todas las novedades referentes al agua y la salud como elementos vitales para nuestro bienestar. Por ello, hoy os traemos una noticia relevante en este asunto. Una investigación del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) dicen haber demostrado que los nanoporos de grafeno pueden filtrar la sal del agua a una velocidad mucho mayor que la mejor tecnología que existe en la actualidad; esto resulta especialmente relevante si tenemos en cuenta que en la actualidad apenas un 1% del suministro mundial de agua potable proviene del agua desalada, realmente muy poco. Creemos, pues, que este recurso podría ser más y mejor explotado; así trabajaremos siempre en ello para conseguir óptima calidad a un bajo coste en nuestros procesos de ósmosis inversa.

En la eficacia de la desalinización influye el tamaño de los poros del material y la presión aplicada, así, una capa de grafeno (que tiene un átomo de carbono de espesor) resulta muy delgada y por tanto ventajosa para la desalinización del agua. Si los avances permiten conseguir fabricar grafeno de forma sencilla y barata, esto supondría una ayuda para conseguir agua potable en aquellos lugares del mundo azotados por la sequía y la desertización. En Hidrosalud siempre nos esforzaremos por gestionar de la manera más eficiente posible nuestro recurso más preciado: el agua.