osmosis inversa

Los equipos de osmosis inversa y descalcificadores de Hidrosalud, son la solución perfecta para el problema de agua tanto a nivel doméstico como industrial.

Muchos de nosotros, cuando oímos hablar de un descalcificador y una osmosis inversa no sabemos exactamente en qué consiste cada uno de ellos.  Las diferencias entre ellos son muchas. El descalficificador cambia el calcio del agua por sodio. Este tipo de agua no se puede beber, pero es la solución para alargar la vida a determinados electrodomésticos como lavadoras,calentadores, planchas, cafeteras, etc. Además nuestro bolsillo nos lo agradecerá, ya que el ahorro de energía es notable y no tendremos que gastar tanto dinero en productos de limpieza.

En cambio un equipo de osmosis inversa, a través de una membrana semipermebale, elimina las sales del agua y otras impurezas del agua del grifo que no son buenas  para el consumo. El resultado, un agua de excelente calidad y  muchísimo más económica que la embotellada. Además, los equipos de osmosis inversa también se utilizan para procesos industriales donde se necesita agua de alta calidad como por ejemplo en tratamiento de agua residuales, alimentación, elaboración de cremas, enriquecimiento de zumos, productos farmacéuticos, etc…