Expertos de las Naciones Unidas y operadores de agua se reunieron la semana pasada en Zaragoza para analizar el impacto que tiene el agua sobre la salud, los planes de seguridad hídrica o buenas prácticas de comunicación y sensibilización en torno al agua.

De las conclusiones extraídas, destaca el hecho de que casi una décima parte de las enfermedades a nivel global podrían ser prevenidas mejorando el acceso al agua, al saneamiento, la higiene y la gestión de recursos hídricos. En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienza la adopción de planes de seguridad hídrica con el fin de asegurar la calidad del agua potable. Para ello, Hidrosalud ofrece su respuesta con la experiencia en el sector y un servicio de alta calidad en cualquier tratamiento del agua.

Iniciativas como ésta reunión resultan cruciales para mejorar la gestión del agua y la capacidad de respuesta ante posibles crisis del agua potable y enfermedades transmitidas por el agua. Así, nuestra empresa seguirá al día con grupos de trabajo internacional de expertos como éste, para intercambiar y compartir información, conocimientos y experiencias de países en torno al agua.