Nuestro día a día, nuestros hábitos… nuestra vida ha cambiado completamente. Miramos al futuro con incertidumbre. No sabemos qué va a pasar. Pero lo único que tenemos claro es que queremos sentirnos seguros. Queremos volver a reunirnos con nuestros amigos, con la familia, volver al gimnasio, comer en restaurantes, ir a nuestras tiendas favoritas, disfrutar de los conciertos, del teatro, del cine… 

Valoramos los pequeños detalles ahora más que nunca. Eso es una de las lecciones que nos ha dejado esta situación y nadie está dispuesto a dar marcha atrás. Y menos volver al punto de partida. 

La clave para no dar ese paso atrás está en la PREVENCIÓN: lavarnos las manos, estornudar y/o toser en el codo, mantener la distancia de seguridad… y apostar por una herramienta de higiene preventiva: HIGIENIZACIÓN CON OZONO.

¿Qué es la higienización con ozono?

El ozono es la unión de tres átomo de Oxígeno. En la naturaleza se produce con las descargas de rayos en tormentas, eso produce el olor característico de las tormentas. Esta molécula esencial nos protege de los Rayos UV y es, según las demostraciones empíricas de científicos, la mejor higienización que existe. De hecho, un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha demostrado que el ozono es el más eficiente de los higienizadores y sanificadores. 

La actividad de higienizar se caracteriza por todas aquellas operaciones que hacen que el entorno en el que se trabaja o se habita sea saludable, convirtiendo así al ozono en el mejor aliado para la eliminación de bacterias y virus

 

  • Higienización ambientes

    El ozono es un componente natural. Como gas, puede penetrar en todas las áreas dentro de una habitación, incluidas las grietas, los accesorios, las telas y debajo de las superficies de los muebles, de una manera mucho más efectiva que las aplicaciones manuales de aerosoles líquidos y así conseguir una  higienización de ambientes total. 

  • Degrada olores

    El ozono no enmascara los olores, literalmente los elimina al descomponer los compuestos de olor en sustancia reducidas que pierden su olor y toxicidad.

  • Elimina bacterias

    Debido a su alto potencial oxidante, el ozono oxida los componentes celulares de la pared celular bacteriana al penetrar en la célula. Una vez dentro, oxida todos los componentes esenciales (enzimas, proteínas, ADN, ARN)

  • Inactiva virus

    En este caso, la acción del ozono es de particular interés, ya que consiste en la inactivación de los receptores virales específicos, que el virus utiliza para crear el enlace con pared celular a invadir. El mecanismo de reproducción viral queda así bloqueado a nivel de su primera fase: invasión celular. La higienización con ozono se convierte así en un sistema muy efectivo contra los virus, sobretodo contra los que todavía no se ha desarrollado una vacuna eficaz y el único solución parece la prevención.

higienización con ozono - hidrosalud

Protege tu entorno

Las máquinas de ozono nos ayudarán a prevenir y crear el entorno seguro que buscamos en el gimnasio, la oficina, las guarderías, clínicas… e incluso en nuestro propio hogar. 

 

  • Sanitario. La higienización con ozono garantiza la desinfección de habitaciones, superficies y equipos médicos. Esta tecnología es efectiva porque llega a todas las superficies. Y también el efecto desodorante lo hace importante donde es necesaria la recuperación de aire, además de la higienización. Campos de aplicación: hospitales, clínicas, consultas de médicos especialistas, salas de espera sanitarias, salas de esperas de consultas
  • Textil. Algo tan sencillo como probarse una prenda de ropa y que no la compremos, implica que esa prenda deba de ser guardada y puesta en “cuarentena” unos días. Es decir, deja de estar a la venta por un tiempo. Con un tratamiento con ozono esa “cuarentena” de unos días pasa a reducirse a una sola hora. 
  • Alimentación.El ozono es un higienizador de alimentos idóneo para casi cualquier uso. No en vano, la ozonización constituye una poderosa herramienta para una higiene completa de máximo nivel.
  • Automoción. El ozono es un perfecto higienizador natural para el coche. Destruye la membrana celular de los microorganismos y al hacer su función de higienización se transforma otra vez en oxígeno.
  • Hogares. Con el uso de los ozonizadores se eliminan en el hogar los malos olores que pueden haber en cualquier rincón del hogar, así como la proliferación de virus y bacterias, que no vemos pero sin embargo son perjudiciales para la salud.

higienización con ozono - hidrosaludHidrosalud

El objetivo de Hidrosalud es preservar las características distintivas de sus productos, buena calidad, seguridad, cumplimiento de las leyes aplicables, investigación continua y nuevos proyectos de ingeniería de planta técnica, haciendo uso de colaboraciones externas de organismos de certificación europeos y mundial que prueban y aprueban la adecuación de lo que se ha producido “Notificados” autorizados por el Estado y “notificados” a las Autoridades de los Estados de la Unión Europea.

Hidrosalud continúa su andadura en el camino de la certificación al cumplir con la norma UNI EN ISO 22000, en lo que respecta a los sistemas de gestión para la seguridad alimentaria. Esta membresía voluntaria confirma su disposición a permanecer en los niveles más altos de su sector, a fin de distinguirse por el alto grado de confiabilidad de sus dispositivos.

El ozono es un gas que está en la naturaleza de forma inherente y que tiene un gran poder higienizador, purificador y desodorante pero que no deja ningún residuo químico ni olor extraño o fuerte, ya que este se descompone en oxígeno. Por lo que, la higienización con ozono se convierte en el aliado perfecto para garantizar un ambiente higiénico apto para la salud

Comparte: