La calidad y la dureza del agua que llega a nuestros hogares no es la misma en toda España, por ello, dependiendo de la zona geográfica en la que te encuentres debes saber que es probable que sea casi “obligatorio” el uso de un descalcificador.

 La dureza del agua se mide teniendo en cuenta la concentración de sales alcalinas y es muy importante conocer ese nivel realizando un análisis ya que pueden ocasionar serios problemas tanto a las personas como a los electrodomésticos.

 En Hidrosalud os dejamos un mapa en el que podéis ver la dureza del agua según la provincia en la que os encontréis.