Hidrosalud te ofrece equipos de ósmosis inversa que tratan el agua de tu grifo y elimina sustancias que pueden ser perjudiciales para tu salud.

La sed es una llamada de alerta que emite nuestro celebro para avisarnos de que necesita ingerir agua con urgencia para prevenir la deshidratación. Los expertos aconsejan en que no debemos esperar a tener sed para beber, ya que cuando sentimos esta sensación nuestro cuerpo ya ha comenzado a acusar la falta de agua. Sentimos que la boca se nos seca, y esto es debido a que el cuerpo, a falta de líquido, utiliza algunas glándulas de las que usa en exceso o son menos necesarias. El celebro percibe esta señal y es mandada por el sistema nervioso, por eso cuando tenemos sed sentimos una sensación molesta y desesperante.

Nuestro organismo pierde agua continuamente, pero se pierde mucho más cuando practicamos algún tipo de deporte. Cuando practicamos algún deporte, hay que beber antes, durante y después del ejercicio aunque no sintamos la necesidad. La cantidad de agua depende de la intensidad del ejercicio, humedad del ambiente, temperatura y metabolismo de la persona, ya que beber poca agua no es beneficioso para nuestra salud, pero beber demasiada puede causarnos serios problemas como  inflamación en el celebro y hacer que nuestros riñones vaya demasiado deprisa y no desarrollen bien su función.

El consumo de agua diario nos ayudará a mantener la temperatura de nuestro cuerpo, facilita el transporte de nutrientes en nuestro organismo, logramos una mayor capacidad de concentración, hidratamos la piel, ayuda a diluir los líquidos corporales…  Ya sabemos que nos resulta complicado acordarnos de beber y que el agua del grifo la mayoría de las veces sabe mal.  Por ello Hidrosalud te ofrece equipos de osmosis inversa para que puedas obtener agua de primera calidad y sin sustancias que pueden ser perjudiciales para la salud, en tu hogar o en el lugar de trabajo con toda garantía. Seguro que nuestro cuerpo nos lo agradecerá.