osmosis

Los equipos de osmosis inversa, una buena solución para tratar de evitar el consumo disparatado de agua embotellada que provoca  consecuencias para el medio ambiente y para tu bolsillo.

El agua representa cerca de las dos terceras partes de nuestro cuerpo, constituyendo entre el 60 y 65 por ciento en los hombres y entre el 50 y 55 por ciento en las mujeres. Por lo tanto, el agua es una bebida necesaria para nuestro organismo. Se recomienda beber alrededor de dos litros diarios. El ser humano no puede dejar de beber agua por cinco o seis días sin poner en peligro su vida, pero también es perjudicial el exceso de la misma, ya que los minerales se diluyen rápidamente en el torrente sanguíneo provocando cansancio, calambre y pérdida de agilidad mental.

Muchos de nosotros seguramente bebemos  agua embotellada porque pensamos que es un producto que ofrece calidad y no nos parece mal pagar autenticas barbaridades por un litro de agua, que en algunas ocasiones resulta más caro que la gasolina…Una gran parte de lo que pagamos por el agua es el envase, alrededor del 90%. Pero no somos conscientes de ello. Además otro de los inconvenientes del agua embotellada es la contaminación que produce. Los envases de las botellas de agua se producen de pet, un plástico derivado del petróleo que la mayoría de veces termina en un vertedero en lugar de plantas de reciclaje.  Y lo más importante, este plástico puede ceder al agua ciertas sustancias tóxicas, como antimonio. En condiciones normales de consumo, estas sustancias no suponen un riesgo para la salud, pero como ya hemos dicho anteriormente, el consumo aumenta a pasos agigantados.

Debemos de ser responsables y pasarnos al agua del grifo. En algunas localidades no es aconsejable por lo que Hidrosalud, empresa experta en el sector, pone a tu disposición equipos de osmosis inversa para tratar el agua del grifo, eliminando el sabor del cloro y sustancias que son perjudiciales para nuestro organismo. El resultado, agua de calidad, sin sabor, más económica y ecológica.

Los equipos de osmosis son muy sencillos y rápidos de instalar. Se colocan debajo de la fregadera y te olvidas de comprar agua. Nuestro servicio técnico, hidrosat, se encargará del montaje, mantenimiento y conservación de los equipos de osmosis, así como la gestión y resolución de incidencias y averías.