El cloro es una opción sencilla para el tratamiento del agua, de bajo coste, que se utiliza para eliminar muchos microorganismos como bacterias y virus perjudiciales para nuestra salud. Los desinfectantes a base de cloro también mejoran la estética del agua,  que puede ser deteriorada por la descomposición de algas y materia orgánica, cambiando su color, olor y sabor.

El tratamiento del agua con cloro tiene algunos efectos residuales. Desgraciadamente, demasiado cloro residual puede producir subproductos químicos, siendo algunos de ellos carcinógenos. Sin embargo estos riesgos para la salud se consideran menores si los comparamos con los riesgos que sufriríamos al consumir agua no tratada.

Hidrosalud, empresa dedicada al tratamiento del agua, te ofrece equipos de osmosis inversa para que puedas mejorar la calidad del agua y eliminar el mal sabor, e incluso el olor que tiene el agua potable que llega a nuestros hogares. Entre las múltiples ventajas que tiene el tratamiento del agua con la osmosis cabe destacar el agua cristalina y pura que obtenemos desde nuestro propio grifo, no tendremos que seguir comprando agua embotellada, con lo cual ahorráremos tiempo y dinero. Además es perfecta para la cocina, el café, las infusiones, las verduras, arroces, pasta y sopas, mejoran su sabor. Es sano y seguro para los biberones de los bebés, e incluso es ideal para los  acuarios y plantas delicadas.

En Hidrosalud, nos preocupamos para que el agua que consumes sea idónea para tu salud, proporcionando al cuerpo los nutrientes necesarios para tu bienestar.