Fuera excusas de no beber agua en el trabajo, pásate a la fuente de osmosis inversa. ‘Se me ha olvidado la botella’, ‘Me da pereza ir a comprar’, ‘No hay agua mineral en la oficina’. Mucho más sencillo, os mostramos las fuentes de agua de osmosis inversa, perfectas para su uso tanto de los trabajadores como de los que vistan la empresa. Estas fuentes nos proporcionan un agua de gran calidad y podemos beberla a temperatura ambiente, fría e incluso caliente. ¡Servicio y confort para todos!

Pásate a la fuente de osmosis inversa

Debemos saber que los filtros de osmosis inversa son la mejor solución sobre todo en zonas de aguas blandas o muy blandas, como por ejemplo la costa mediterránea.

Este tipo de fuentes van conectadas a la red de abastos público de agua y el resultado es un agua pura sin ningún tipo de impurezas ni sabor desagradable. El sistema de filtración de osmosis inversa consiste en hacer pasar el agua por medio de una membrana semipermeable donde quedan depositadas todas las sustancias que no son saludables para el consumo.

Tendrás que tener presente que el mantenimiento de este tipo de fuentes de agua se debe realizar de manera periódica. Un proceso indispensable para que el agua mantenga su calidad.