“Bebe agua en abundancia”. Es una de las frases que más repiten los médicos cuando tenemos gripe, tos, fiebre… Un consejo generalizado que debemos llevar a cabo. Pero, ¿por qué se recomienda que bebas muchos líquidos? ¿Tiene alguna efectividad? Bebe agua de calidad.

Bebemos y tomamos líquidos para evitar la deshidratación. Cuando estamos enfermos (fiebre, vómitos, diarrea…) nuestro cuerpo necesita eliminar todas las toxinas. De ahí la importancia de beber mucha agua, ya que todos estos problemas hacen que perdamos mucha. Además, la mayoría de las personas pierden el apetito. Comer alimentos sólidos puede que no les sea muy atractivo y prefieren los líquidos ya que son más fáciles de digerir. 

Pero no solo eso. Beber agua ayuda a evitar que las secreciones llenen las vías respiratorias, facilitando así una mejor respiración. 

La cantidad de agua que debemos beber variará según el peso de la persona. Existe una fórmula sencilla que determina qué cantidad de agua necesitamos ingerir. Se dice que por cada kg debemos ingerir 35 ml de agua, por lo que una persona que pesa unos 60kg deberá beber 2,1 litros de agua al día. 

Es importante señalar que es igual de perjudicial no beber agua como ingerir demasiado, ya que puede provocarnos dolores de cabeza, somnolencia, náuseas, intoxicación por agua, mal funcionamiento de los riñones, hiponatremia.

agua de calidad - ósmosis inversa - hidrosalud

Hidrosalud – agua de calidad

Si estás enfermo, recuerda que beber agua es importante. Hazlo de manera lenta y constante para mantener el cuerpo hidratado y en buen funcionamiento. Y bebe agua de calidad. 

En Hidrosalud ofrecemos todo tipo de productos y servicios relacionados con el agua para garantizar la máxima calidad tanto en su consumo como en su utilización en el hogar. El agua es un recurso básico, y nuestros equipos de ósmosis inversa y descalcificadores transforman el agua del grifo en agua de calidad destinada al propio consumo.

¿Quieres mejorar el agua de tu hogar?

Comparte: